10 alimentos que mejoran la concentración y el aprendizaje en los niños

A unos días del regreso a clases, compartimos contigo nuestra lista de los diez alimentos que más aportan a la educación de tus pequeños.

  1. Pescado
  2. Arándano y mora azul
  3. Aguacate
  4. Aceite de coco
  5. Brócoli
  6. Betabel
  7. Nuez
  8. Chocolate amargo
  9. Plátano
  10. Cacahuate

Pescado

El pescado, además de contar con innumerables vitaminas del tipo A, B y D, que fortalecen el sistema cardiovascular y el sistema inmunológico, goza de altos niveles de OMEGA 3, que contribuye al correcto desarrollo cerebral del ser humano, sobre todo en la infancia y en la juventud, y en general a la salud mental, emocional y cognitiva de quien lo consume.

Además, diversos estudios apuntan que el pescado es una de las comidas que más impacto tienen en la buena memoria. Si quieres que tus pequeñines recuerden a la perfección las lecciones que ven en las escuela, no dudes en prepararles un salmón con Aceite de Oliva Extra Virgen Inés® o un filetito del pescado de tu preferencia.

Arándano y mora azul

Otros de los ingredientes que ayudan a la memoria de chicos y grandes son los arándanos y las moras azules, pues tienen en sí una alta carga de antioxidantes y antocianinas que intervienen para bien en el hemisferio derecho del cerebro.

De hecho, hoy se sabe que la ingesta constante de mora azul previene enfermedades graves de memoria como el Alzheimer.

Para no olvidar nada importante, te sugerimos que por la mañana prepares para ti y los miembros de tu familia un licuado o smoothie con ambas frutas. También podrías cocinar unos hot cakes con Aceite de Coco Extra Virgen Inés®, acompañados de jalea de moras o arándanos.

Aguacate

Como ya habrás escuchado, el aguacate es una de las grasas naturales que más recomiendan los nutriólogos ingerir. De hecho hay muchos que sugieren comer aunque sea una pequeña porción de este fruto cada día.

La también llamada palta es fuente de energía y nutrientes, así que si los niños la comen, tendrán pila buena parte del día o por lo menos la necesaria para estar atentos mientras sus profesores les dan la clase.

Y por si fuera poco, el aguacate es rico en zeaxantina y luteína, sustancias que cuidan la salud ocular y protegen a los ojos de cataratas y varias enfermedades más de este tipo.

En un break o entre clase y clase, ofréceles a tus niños o adolescentes un guacamolito, un emparedado con trocitos de aguacate o un aderezo preparado con Aceite de Aguacate Inés®.

Aceite de coco

Todos sabemos que esta clase de aceite es excelente para el cuidado de la piel y la reparación del cabello, pero de lo que poco se habla es de que el aceite de coco es una gran fuente de triglicéridos de fácil absorción para las neuronas, hecho que facilita los procesos de conocimiento de quienes lo incluyen en su dieta.

Si no sabes cómo hacer que los pequeños lo consuman, te damos dos ideas: cocina cupcakes con Aceite de Coco Extra Virgen Inés® o bien, vierte un poco de este sobre un puñado de nueces y almendras y frutos secos o bien, sobre una tacita de manzana con canela. Va excelente con los postres.

Brócoli

El brócoli es alto en fibra, en vitamina A, C y en ácido fólico, que entre otras cosas, ayudan a la buena digestión, a la prevención de enfermedades crónicas como la hipertensión y a evitar malestares un poco más cotidianos, como los calambres musculares.

En cuanto a aportes cognitivos, este famoso vegetal en forma de arbolito es riquísimo en vitamina C, lo que favorece el desarrollo del cerebro mientras los bebés están en el útero de su madre, y lo que interviene en el no deterioro cerebral a lo largo de la vida del ser humano.

La manera en que más se aprovechan sus nutrientes es comiendo el brócoli cocido, pero claro, no es la única. También se puede disfrutar al lado de otras verduras como papa, zanahoria, calabaza y chayote, salteándolas con Aceite de oliva Inés® y especias o si se buscan un sabor menos tradicionales, con Aceite de Ajonjolí picante Inés® o Aceite de Cacahuate Inés®.

Betabel

Por su amplia variedad de vitaminas y minerales, el betabel, también conocido como remolacha, es consumido en regímenes alimenticios para diabéticos o para personas con flujo intestinal insuficiente.

Aparte de esto, por sus niveles altos de antioxidantes y nitratos naturales, el betabel purifica la sangre y aumenta el suministro de esta al cerebro, hecho que facilita muchísimo la concentración a la hora de estudiar.

Te sugerimos que por la mañana prepares un jugo para ti y los de tu familia con betabel, agua y miel de abeja. Aunque también lo puedes comer cocido y acompañado con limón, sal y chamoy. En nuestro recetario Inés® te explicamos cómo hacer tu propio chamoy casero.

Nuez

La nuez ha sido desde siempre uno de los frutos más aclamados por médicos generales, nutriólogos y hasta neurólogos. Incluso hay quienes encuentran en la forma de este pequeño alimento una clara relación con la forma de nuestro cerebro.

Quizá esto último no sea tan aventurado pues, por ser igual de rica en OMEGA 3 que el pescado y tener muchas de las vitaminas que tiene también el aguacate, optimiza el funcionamiento de las neuronas y los procedimientos cerebrales vinculados a la memoria.

Además, la nuez cuenta con una proporción importante de vitamina B6 y triptófano, sustancias que relajan nuestro cuerpo y nos hacen dormir mejor, lo que a la larga se traduce en mayor descanso y más disposición para estudiar.

Comer nueces diariamente es más sencillo de lo que imaginas. Cada mañana come 5 ó 6 antes del desayuno y verás cómo pronto se hace hábito. ¡Haz lo mismo con los chiquitines en casa!

Chocolate amargo

Casi todas las mamás y papás sufren ante los berrinches que sus hijos hacen por no querer comer algunos vegetales o cereales. Por fortuna, eso nunca o casi nunca sucede cuando se les ofrecen chocolates.

En el caso particular del chocolate amargo o negro esto está bien porque es una fuente de fibra y de energía, porque en su justa proporción resulta benéfico para la piel y el corazón y más importante aún, porque estimula el sistema nervioso.

¿Alguna vez has visto que a los niños y adolescentes les dan una barra de chocolate antes de un examen importante? Pues resulta que esto no es algo sacado de la manga, las propiedades del chocolate puro, sin azúcares refinados, hacen que este acto tenga todo el sentido.

La próxima vez que tu hija o hijo tengan una prueba o necesiten encender aún más su creatividad, no dudes en darles un cachito de este manjar.

Plátano

Aunque en definitiva todas las frutas son deliciosas y muy saludables, el plátano es una de las que más destacan en ambos aspectos. Es una de las más completas por sus aportes energéticos y nutricionales y claro, la que contiene más potasio. De hecho el potasio de un solo banano equivale a casi el 20% del que se necesita cada día.

Como es rico en ácido fólico y vitamina C y B6, previene de un sinfín de malestares. Quienes lo acostumbran se enferman un 30% menos que quienes no y además reportan niveles más altos de serotonina, lo que implica mejor ánimo y más alegría.

Solo, en un licuado, o en un biónico o cóctel de frutas sin demasiada azúcar, el plátano siempre resulta una excelente alternativa para los desayunos y las cenas de los tuyos.

Cacahuate

Finalmente hablemos del cacahuate, otro alimento repleto de virtudes. Cuando se come el cacahuate en su versión más natural, sin sal ni demás condimentos, este ayuda a perder peso, así como a prevenir el envejecimiento temprano y ataques cardíacos.

Para los niños son buenos porque contribuyen al desarrollo y buen funcionamiento de su sistema nervioso y su sistema locomotor.

Asimismo, este es capaz de reducir los niveles de ansiedad e hiperactividad en personas de todas las edades y de mantener en constante actividad al sistema nervioso central y nervioso periférico.

Cuando los chicos terminen sus clases o estén a punto de comenzar a hacer la tarea, dales un puñito de cacahuates como colación. Seguro se los comerán de muy buena gana.

También te sugerimos comenzar a utilizar el Aceite de Cacahuate Inés® en varias de tus comidas familiares. Está para chuparse los dedos.

Infografía - alimentos para la memoria y concentración

No olvides que para lograr una buena alimentación, lo más importante es la constancia, la disciplina y el consumo de las porciones adecuadas para tu edad y la de los miembros de tu familia.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados